(01) 442-225-3480 | (01) 442-225-1615      

Contaminación “Atmosférica”

 

¿Estás dispuesto a realizar un cambio que contribuya a mejorar la vida de las generaciones futuras?

En México se han producido a lo largo del año 2016 y hasta el mes de agosto un total de 1,336,278 autos los cuales representan a las 8 marcas comerciales establecidas en México, del total de autos producidos debemos decir que una parte es comercializada en el mercado extranjero lo cual representa alrededor del 51% y el 49% (AMIA) restante se ha vendido en el mercado doméstico.

La adquisición de vehículos particulares en México ha crecido en los últimos 30 años llevándonos de 59 vehículos por cada mil habitantes en 1980 a 185 vehículos por cada mil habitantes en 2010 (INEGI) y la tendencia de adquisición sigue en aumento. Esto representa que en México existe un parque vehicular cercano a los 22,200,000 automóviles.

 

¿Cuál es el costo ambiental de este consumo?

Pues bueno, para todos aquellos que disfrutamos (y los que no) de realizar viajes en nuestro vehículo, vale la pena comentarte lo siguiente; cada automóvil emite alrededor de .350kg de Co2 por km recorrido entre otros agentes contaminantes, este dato depende de las características propias del mismo, por ejemplo el cilindraje, el peso, el tipo de combustible y la cantidad de personas a bordo, entre otras. Y para darnos una idea de cómo contribuimos a la contaminación ambiental, te muestro un ejercicio:

 Para efectos de cálculo podemos suponer que cada vehículo en México recorre alrededor de 10 km diarios lo que representaría un total de 3.5 kg de C02 por auto, si este factor lo multiplicamos por los 22 millones de automotores en nuestro país tendremos un total de 77 000 toneladas de Co2 emitidas por día y así de sencillo sin considerar más variables, este dato nos muestra la cantidad de daño que le hacemos a nuestro mundo y en particular a nosotros mismos.

Está comprobado que la exposición a la contaminación del aire por ejemplo en grandes ciudades, provoca daños en la salud de las personas desde problemas respiratorios, cardiovasculares, irritación en ojos, incluso algunos tipos de cáncer, entre otros, los cuales conllevan en ocasiones a muertes prematuras sobre todo en las personas más vulnerables, como los adultos mayores y niños.

Quizá en este momento no estaremos pensando en dejar de utilizar el auto para hacer nuestros recorridos diarios o comenzar a visitar las agencias de coches para comprar un vehículo totalmente eléctrico, sin embargo si podemos comenzar a hacer pequeños hábitos que coadyuven a disminuir la contaminación global, es cierto que un solo individuo aporta poco, pero así como los 3.5 kilos se convierten en 77 mil toneladas Co2, así también podemos convertir una pequeña aportación en 120 millones de aportaciones, si todos trabajamos y nos concientizamos de los daños que podemos prevenir.

Algunos aspectos que podemos tomar en cuenta para que nuestro vehículo contamine menos, son los siguientes:

  • Mantener las llantas al nivel adecuado de presión, esto contribuye a que el motor trabaje menos y por consecuencia consuma menos gasolina.
  • Mantener los niveles correctos de aceite y fluidos en el auto
  • Revisar la batería y los sistemas de encendido, al tenerlos en óptimas condiciones el vehículo encenderá más rápido y llevara menos desgaste.
  • Revisión y limpieza de los sistemas de inyección y aire acondicionado.

Y no olvidar realizar un correcto manejo, sin acelerar ni frenar bruscamente, busca siempre hacerlo en forma gradual.

La contaminación ambiental es consecuencia de nuestros consumos desmedidos como sociedad y en este punto lo que no nos podemos permitir es seguir siendo omisos a las afectaciones que ya comienzan a dejar consecuencia irreparables en nuestro planeta, recordar que nosotros somos organismos pasajeros en este mundo y que los daños que ocasionamos en este momento se quedan, perduran y afectan a las generaciones futuras.