(01) 442-225-3480 | (01) 442-225-1615      

Empresa Verde

 

En los últimos 25 años, se ha tenido una creciente conciencia en el manejo cuidadoso de los recursos energéticos, que es una de las responsabilidades más importantes de cualquier organización de hoy en día. Y como resultado, las empresas están ahora también siendo medidas por su cuidado con el Planeta, en relación con el impacto ambiental y/o la responsabilidad social en general. 

Unirse a la causa del mejoramiento del medio ambiente e impulsar la disminución de prácticas con impacto negativo para el planeta junto con las adecuadas medidas en la mejora continua de la eficiencia energética, así como todo el rendimiento relacionado con los recursos de la organización, son uno de los motivadores para volver un negocio o empresa sostenible o verde.

 Los calificativos empresa sostenible o negocio verde se refieren a aquellas empresas que toman medidas para reducir el impacto negativo sobre el medio ambiente.

Llamarse o volverse ”Verde” requiere adoptar medidas de eficiencia ecológica que una vez puestas en práctica ofrecen variados beneficios a los empresarios, permitiéndoles reducir costos, captar clientes, y alcanzar mayor responsabilidad social. Como negocio verde, usted debe practicar lo que predica. Esto significa verdaderamente cumplir con todas las regulaciones ambientales aplicables a su empresa.

Normalmente, estas medidas implican reducir la cantidad de dióxido de carbono generado por las prácticas, procesos y consumos de la empresa. Estas prácticas, en estos momentos, deberían ser ya de sentido común, así como la de utilizar menos energía y disminuir la dependencia del petróleo.

Una buena gestión de la energía es un buen negocio. El uso prudente y conservador de la energía es uno de los pasos más fáciles y más rentables que puede tomar para reducir costos y aumentar la rentabilidad. Dada la alta rentabilidad potencial y el riesgo mínimo, la aplicación de prácticas de eficiencia energética está en el centro de la mayoría de las estrategias de gestión ambiental de las empresas.

El objetivo de ser una empresa verde va a residir a motivar a sus colaboradores a implementar todo un cambio en el manejo de los recursos para ayudar al planeta.

Por eso, es tiempo de renovar la estrategia de tu negocio para convertirlo en una empresa 100 por ciento ecológica y, sobre todo, altamente productiva. Siguiendo esta guía de prácticos consejos te pueden ayudar hacer el cambio.

Algunas de las prácticas verdes son:

  • Familiarizar a los colaboradores con el tema. Facilitarles material sobre protección ambiental.
  • Mantener un uso energético regulado.
  • Cambiar la iluminación incandescente o focos ahorradores por iluminación de tecnología LED.
  • Reducir, reutilizar y reciclar en la medida de lo posible los residuos.
  • Disminuir la impresión de correos electrónicos.
  • Reciclar el papel e imprimir por las dos caras de la hoja.
  • Utilizar el agua necesaria, fomentar cerrar los tubos de agua si no lo están utilizando.
  • Reciclar el agua para ocuparla en riego de las áreas verdes.
  • Contar con un sistema de generación de energía limpia y renovable.
  • Compre y utilice productos ecológicos, como son los materiales reciclados.
  • Apagar la luz de la oficina cada vez que salga de ella.
  • Cuando esté fuera de la empresa recordar apagar la computadora y demás artefactos electrónicos que pueda estar utilizando.

 

Finalmente, cree una estrategia de marketing verde. Adicione “verde” a las tácticas del marketing. Mejorará su imagen de marca y garantizará su cuota de mercado entre el número creciente de consumidores que quieren proteger el medio ambiente.

 

En el siguiente artículo encontrarás 25 ideas de negocios ecológicos para empezar desde casa