(01) 442-225-3480 | (01) 442-225-1615      

 

Actualmente con los costos de energía eléctrica en nuestros hogares o negocios la opción de instalar paneles solares para la generación de energía eléctrica ha venido siendo cada vez más accesible y redituable, esto sin mencionar los grandes beneficios ecológicos con los que contribuye. Entre esta discusión seguramente te preguntarás ¿Puedo fabricar paneles solares caseros?

 

Los paneles solares hechos en casa pueden ser de gran utilidad para algunos servicios, tales como para encender luces por la noche, recargar una batería, entre otros, la fabricación de estos paneles es relativamente sencilla, todo lo que debes tener a la mano es una cuenta activa de ebay (todo lo compraras en línea) y algunas herramientas.

Podrás encontrar en tiendas en línea, kits para armar tu propio panel solar, estos kits incluyen las celdas solares de silicio las cuales te generaran la tan ansiada energía eléctrica, las celdas conectadas en serie podrán aportarte los voltios que necesites en corriente directa y de esta forma estarás generando tu propia energía.

Los paneles solares caseros ameritan mucho, trabajo, dedicación, paciencia y cuidado ya que al manejar energía eléctrica puedes estar expuesto a recibir una descarga eléctrica o a ocasionar daños a tu instalación eléctrica actual, es por eso que los cuidados implican desde protección contra retornos de voltaje, protección contra las inclemencias del tiempo, pero sobre todo debes asegurar que los paneles cumplan con la eficiencia que planeaste cuando los construiste.

Podemos considerar dos aspectos importantes para decidir construir nuestros paneles o comprarlos hechos, el precio y la calidad. Con ello podemos asegurar que el costo beneficio del producto es el ideal para llevar a cabo el proyecto y generar la energía necesaria para abatir los consumos de CFE y al mismo tiempo contribuir al cuidado del planeta.

 

Precio

Quizá este es el aspecto determinante para decidir armar nuestro paneles, aunque es cierto que es más económico hacerlo nosotros, este punto lo podemos mantener siempre y cuando se construyan cantidades pequeñas de paneles, para ser más específico deberíamos fabricar entre 3 y 5 paneles de 30 celdas para poder ser más competitivos que los paneles comerciales, el detalle está en que las grandes empresas compran por mayoreo las celdas que el costo unitario es considerablemente menor al que podemos encontrar en cualquier tienda en línea.

 

Calidad

Si comparamos la calidad de un panel casero en relación con la de módulos comerciales, podríamos obtener que la primera diferencia notable serían los materiales usados en su construcción, elementos de alta calidad como el aluminio en los marcos es reemplazado por madera, así como el vidrio templado por plástico, además de no considerar un EVA (Etilenvinilacetato) para proteger las celdas.

Un punto importante que puede ayudarnos a prevenir futuros daños tanto paneles como en las instalaciones eléctricas son las certificaciones. Los paneles caseros carecerán de ellas, pero si elegimos comprar paneles en el mercado es importante tomarlas en cuenta. Algunas certificaciones que podemos evaluar son las siguientes:

 

IEC – Comisión Electrónica Internacional, evalúa los parámetros responsables del envejecimiento de los componentes de los módulos fotovoltaicos.

TUV -  Technischer Überwachungs-Verein, certifican la seguridad, eficiencia y calidad de productos, nació a partir de ingenieros alemanes

UL – Underwriters Laboratories Inc., desarrolla pruebas de seguridad y certifica productos en base a las mismas, define si un producto es bancable en EUA.

FIDE – Garantiza que el producto o los materiales son de alta eficiencia energética o que permitan coadyuvar en el ahorro de energía.

CE – Conformidad Europea, es un certificado de autenticación que respalda al producto con las normas europeas de seguridad, salud y medio ambiente.

 

Los paneles caseros cuentan con la certificación de la persona que los construyo, sin embargo no garantiza la funcionalidad del mismo, en la mayoría de las veces hacerlo nosotros mismos no es la respuesta; las amenazas que representan tanto para las personas como para los equipos no vale la pena el riesgo. Pero si nuestra opción es adquirir los paneles comerciales, es importante tomarnos el tiempo de considerar las certificaciones del producto, un producto certificado genera confianza y garantiza calidad y servicio.